sábado, 24 de agosto de 2019

"Malaherba" - @ManuelJabois

MalaherbaMalaherba by Manuel Jabois
My rating: 5 of 5 stars

Me aproxime a la primera novela de Manuel Jabois con expectativas encontradas. De un lado, esperando leer el gran libro propio de quien a mi juicio es hoy día el mejor articulista de la prensa diaria. De otro lado, temiendo la decepción que sintió tras su lectura una persona cercana. Afortunadamente, en mi caso pudo más la satisfacción y placer en las horas invertidas en la novela, devorada en cuestión de días durante la parada biológica de las vacaciones estivales. Una lectura fácil y apasionante por cercana, todos hemos sido niños y el autor recoge con maestría la inocente visión que recordamos haber tenido durante la infancia.

El libro es una inmersión en primera persona en la la vida de Tambu, un niño que rechaza su nombre real, reconociéndose a si mismo con el nombre Mister Tamburino, nombre italianizado del Mr Tambourine Man dylanesco con el que Franco Battiato inicia su canción "Bandera Blanca". Con las diferencias vitales de cada uno, es difícil no sentir la infancia de Tambu como propia. Recuerdo en mi infancia haber sentido igualmente el mundo de los adultos como una esfera de misterios vedada a mi entendimiento, solo interpretable desde una mitología propia que compartía con otros compañeros de juegos. Lo de menos son los hitos diferentes o coincidentes que tengamos con la infancia de Tambu, aunque en mi caso me sienta reconocible en su sensación de desarraigo o recuerde las horas pasadas en salas de juegos recreativos similares a esas en que nos sumerge Jabois.

Pero la primer novela de Jabois es también un viaje desde la inocencia a la madurez. En las páginas de libro, vivimos las tensiones de crecimiento de un niño que descubre su radical diferencia respecto a otros niños, y que descubre trágicamente la necesidad de defenderla. En otros modos, algunos también hemos descubierto la obligación de hacer las cosas "para que alguien esté orgullos de nosotros", ese alguien somos nosotros mismos, el alguien del que nunca podremos escapar.

La infancia de Tambu no puede tener otra final que un final agridulce, como la de todos y cada uno de nosotros. Y es que ninguna infancia puede tener final feliz, todos terminamos descubriendo que el mundo está repleto de gente que duerme a pierna suelta sabiendo que alguien sufre por su culpa".



View all my reviews

No hay comentarios:

Publicar un comentario

palyginti kainas