miércoles, 4 de diciembre de 2013

#BigData : Organizaciones basadas en datos y profesionales de los datos

En un discurso hace unos meses, la Comisaria de Sociedad de la Información, Neelie Kroes, mostraba su convencimiento de nuestra entrada en la era del Big Data. La generación de datos alrededor nuestro es imparable, y en ese mismo discurso mencionaba el hecho de que estamos creando cada dos días tanta información como habíamos creado hasta 2003. Las organizaciones, entre ellas las Administraciones, no les queda más remedio que cambiar el modelo de trabajo y organización para poder explotar este caudal de información. En definitiva, y como indicaba en un anterior post, hacer crecer las capacidades de la organización alrededor de los datos.

Se habla de crear organizaciones cuya actuación ha de estar guiada por los datos. Quizás sea éste un objetivo erróneo, y sea más correcto hablar de organizaciones cuya actuación se base en las evidencias que pueden deducirse de los datos. Unas organizaciones caracterizadas por 
  • Tener capacidades internas tanto humanas como tecnológicas
  • Inviertan de modo constante en ampliar sus fuentes de evidencias y saquen partido del stock que han acumulado a lo largo de los años
  • Se apoyen mediante redes de buenas prácticas en el avance hacia la extracción de valor de la marea de datos
El punto más débil para habilitar la construcción de este futuro de organizaciones apoyadas en los datos es el factor humano. Es el discurso antes mencionado, Neelie Kroes indicaba que en los últimos 20 años la demanda de profesionales de datos se ha multiplicado por 12. Simplificando, se habla de la necesidad de científicos de datos, pero en realidad son más variados los perfiles de profesionales de la información que necesitan las organizaciones. Se habla hasta cinco los perfiles de tratamiento de datos que necesitamos:
  • Limpiador de datos, encargado de asegurar la calidad y coherencia de los datos recibidos de fuentes externas
  • Explorador de datos, que identifique las fuentes de datos más útiles para una organización en cada momento
  • Arquitecto de datos, que haga accesible la información disponible a cada miembro de la organización de acuerdo a sus necesidades
  • Analista de datos, creador de algoritmos de explotación sofisticada de la información disponible
  • Experto de negocios, que transforme las conclusiones extraídas de la información en acciones y campañas del negocio de la organización
Estas personas habrían de proporcionarla nuestro sistema educativo. Una vez más, como en toda revolución de negocio existe una carencia de entornos académicos apropiados para formar a los profesionales que necesitamos. Los programas son aún inmaduros y carecen de un contenido práctico real, pero sólo dando el primer paso del apoyo a su creación podrán existir (como en el caso de la Agenda Digital para España).

Transitar hacia la economía de los datos ha de basarse en organizaciones que hagan de la información el combustible de su negocio. Sólo será posible con una base de profesionales que estén formados en la explotación de los mismos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

palyginti kainas