miércoles, 31 de julio de 2013

El valor social de la #RISP (y II)

Hace unas semanas, publique una entrada relativa al valor social de la reutilización de la información del sector público. Aunque este valor social de la reutilización de la información pública era una realidad de calle hace ya tiempo, ahí está por ejemplo el caso del portal "España en llamas", estaba escasamente reflejado en la legislación. Se daba el caso habitual, por tanto, de la asincronía entre legislación y realidad. No es ya el hecho de la existencia o no de una ley de transparencia o acceso a la información, sino que ni tan si quiera se reconocía su posible valor social.

Si es cierto que existen acuerdos de gobierno de distintos niveles y declaraciones y planes estratégicos que reflejaban este valor social, en el plano legislativo sin embargo este reconocimiento era escaso y no homogéneo. Pero existen y también conviene mencionarlos, impregna, por ejemplo, la Ley de Transparencia de Navarra y asoma (muy) tímidamente en algún párrafo del Real Decreto 1495/2011

A finales de Junio 2013, se produjo por fin la publicación oficial de la revisión de la Directiva 2003/98/CE con la identificación de Directiva 2013/98/CE. Sobre la misma y sus aportaciones dedique una entrada previa en esta bitácora. Quizás entre la autoridad generalizada de reutilización, el impulso de los formatos estándar y procesables automáticamente o la tasa marginal como principio, se nos ha pasado otro cambio radical: El reconocimiento del valor social de la reutilización que hace en el tercero de sus recitales resaltando que sirve para "promover el compromiso social".

Ciertamente, existen una multitud de actores que potencialmente pueden realizar una reutilización de la información del sector público. Un abanico de los mismos aparece en el documento de casos de uso de directorios Open Data que ha publicado la Web Foundation. Un esfuerzo que quizás falta es quizás esa gradación de mayor o menos peso del factor social o económico en sus motivaciones. ¿A quién debe considerase clientes prioritarios por la Administración?, o lo que es lo mismo, ¿debe priorizarse el valor social o el valor económico cuando se analiza el orden en qué liberar datos públicos? No sirve la respuesta todos ellos en tiempo de escasez de recursos.

Cada uno, naturalmente, tendrá su respuesta a esta pregunta, y estoy convencido que en ella quedarán reflejadas las tendencias ideológicas de cada cual. Lo social como vía al desarrollo económico o el impulso de la economía como vía al desarrollo del bienestar social. Ese es el debate, un debate que no es nuevo. En su día, Andrés Nin escribió la "necesaria politización del gobierno electrónico". Y es qué aunque trate de revestirse de tecnocracia, en el desarrollo del open data, como en el del gobierno electrónico, también pesa la política.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

palyginti kainas