domingo, 26 de mayo de 2013

#aapp Kickstarter


En un reciente artículo de Harward Business Review que he conocido hoy por @cesarcalderon , se planteaba la necesidad de implantar modelo Kickstarter en las organizaciones. No es la primera vez que leo sobre esta hipótesis, quizás sea inevitable que uno tenga que apostar parte de su sueldo a las ideas que crea tienen futuro para mantener su puesto de trabajo, no obstante, creo que el paso previo es que la organización se crea el modelo, y que una parte del presupuesto se dedique a las ideas seleccionadas por sus empleados. Algo parecido, proponía en un post Andrés Nin para la Administracion Pública. 

Pero quizás va siendo hora de ir más lejos. En una sociedad atenazada por el pavor a caer en el abismo socio-económico, es quizás hora desatar la sabiduría de las multitudes en la dedicación de los presupuestos públicos, o al menos una parte de ellos, encontrar entre todos y apoyar las políticas públicas que nos ayuden a salir de la crisis. Cada vez hay menos excusas para que seamos los propios ciudadanos los que, al menos en una parte porcentualmente ínfima como un 0,5% decidamos apoyar una u otra política pública o idea a implementar. Colectivos o personas con propuestas concretas para acciones concretas. Ya lo hacemos marcando o no la equis de fines sociales o instituciones religiosas, ¿porqué no permitir dar un suplemento presupuestario a otras políticas como educación o sanidad?

Un administración modelo Kickstarter, en sus relaciones internas y externas, es quizás una palanca de salida dela crisis. Como decía en mi tweet respuesta a Cesar, quizás necesitamos naciones en modelo Kickstarter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

palyginti kainas