miércoles, 27 de febrero de 2013

"Valor económico del #RISP y modelos de negocio", un debate en #MWC2013


Dentro del "Mobile World Congress" hemos mantenido hoy un encuentro alrededor de los datos abiertos y la reutilización información del sector público. La información del sector público es una de las locomotoras del ecosistema de apps, que ha hecho de nuestros dispositivos móviles algo imprescindible para nuestro estilo de vida. El encuentro ha sido una nueva ocasión de compartir unos minutos con algunos de los sospechosos habituales a los que admiro:
  • Marc Garriga (Desidedatum)
  • María Jesús Fernandez (Ayto. Zaragoza)
  • Carlos de la Fuente (Experto Opendata)
  • Martin Alvarez-Espinar ( W3C)
  • Alberto Abella (Rooter)
  • Alberto Alorza (OKFN España)
  • Xavier Gellabert (iClaves)

Para poder estar a la altura de tan señalados miembros de la comunidad opendata, preparé una serie de notas alrededor de la temática del "Valor económico del RISP y modelos de negocio".  El guión de las mismas son las preguntas que nos planteo quién ha sido moderador de la mesa, Daniel Nogueira de la Secretaria de Estado de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información.

  • ¿Es realmente posible hacer negocio en el ámbito de la Reutilización de la Información del Sector Público?
Como en todo sector, es complejo realizar hoy en día negocio en el ámbito de la Reutilización de la Información del Sector Público, aunque si existen señales de que es posible. En nuestro estudio anual hemos identificado 150 empresas que se reconocen a si mismas como parte de este sector,  que generan negocio por valor de entre 330 millones y 550 millones. El reto que tenemos por delante es crear las condiciones para multiplicar por diez este volumen de negocio y alcanzar el potencial que la Comisión Europea ha identificado para el sector en España. Y aquí la fórmula es clara: hemos de hacer la información pública más accesible y eliminar barreras en las condiciones de licenciamiento, y potenciar el efecto de éstas dos acciones creando un entorno igualitario en el acceso a la información. Todo ello creará el mercado dinámico y competitivo que buscamos.

  • ¿Qué posibles modelos de negocio podrían llegar a plantearse en el marco del RISP?
La reutilización de la información del sector público es un sector incipiente, recordemos que su conformación como sector arranca de la Directiva 2003/98/CE hace apenas diez años. Ello conlleva una inestabilidad en expansión de los modelos de negocio. Esta inestabilidad viene derivada de los múltiples nichos que de actuación que poco a poco son identificados entre la creación del dato y su consumo, entre el extremo origen de la cadena de negocio (las Administraciones Públicas) y el extremo final (el ciudadano o empresa que hace uso de la información). En un primer momento, existía tan sólo se veía un eslabón entre ambos, el infomediario que creaba productos y servicios a partir de los datos públicos. Con el tiempo, la realidad se nos muestra más compleja, surgen conceptos como los operadores de datos, que colaboran con las Administraciones en extraer los datos de las bodegas públicas a la superficie, o los mayoristas, que crean supermercados de datos. También existe una clara evolución en el eje de los tipos de bienes y servicios que se producen. De productos estáticos y finalizados como los catálogos, estamos evolucionando a productos dinámicos como las apps. Ello cambia las dinámicas de negocio hacia un modelo de pago por uso en lugar de pago por producto. Y luego existe ya toda una industria lista para facilitar la reutilización a lo largo de toda la cadena: consultores, creadores de herramientas de visualización, ...
  • ¿Cuáles son los casos de éxito más relevantes que conocemos en el ámbito nacional?
Aún tenemos escasos casos de éxito. Existen como he comentado una base de empresas infomediarias, pero por su carácter mayoritario de PYMEs los volúmenes de negocio que manejan son aún pequeños. Estamos hablando de un volumen medio de unos 600.000 Euros anuales según nuestros datos. No obstante, existen iniciativas a resaltar como Euroalert, un hub de información pública de toda la Unión Europea. Personalmente también confío que sea un caso de éxito el de las compañías habilitadoras de la reutilización, que se ven ahora potenciadas con la incorporación de personas que como Alberto Alorza o Marc Garriga han tenido un importante papel en potenciar la disponibilidad de la información en algunas instituciones públicas de relevancia.
  •  ¿En qué media la normalización y la interoperabilidad resultan claves para asegurar el éxito del RISP?
La estandarización es clave en todo área tecnológica que interviene en la relación entre poderes públicos y sociedad. Así es reconocido en nuestra legislación de Administración Electrónica, que incluye como una de sus piezas claves el Esquema Nacional de Interoperabilidad (ENI), un Real Decreto que nos obliga a todas las Administraciones a que hablemos el mismo lenguaje tecnológico y que éste sea el que usan los ciudadanos. 

Pero si la normalización es importante en el ámbito transaccional lo es más en el informacional. Los infomediarios necesitan un entorno estable para sus productos y ello depende de la estabilidad de cómo ofrecemos la información las Administraciones para que puedan automatizar su uso. Si además lo ofrecemos bajo unas reglas comunes, les será más fácil alcanzar las necesarias economías de escala para multiplicar su actividad.
  • ¿Qué papel jugará la nueva Norma Técnica de Interoperabilidad de reutilización de recursos de información y qué acciones pueden realizarse para su difusión?
Quiero empezar por destacar que la Norma Técnica de Interoperabilidad (NTI) en materia de reutilización de la información pública es en si misma un hito. Demuestra la flexibilidad de nuestro marco de interoperabilidad, que ha podido ser ampliado de un modo sencillo para darla cabida. La NTI pretende ser una guía de apoyo a las Administraciones en la gestión del ciclo de vida de la información pública reutilizable. A tal efecto, incluye indicaciones en el ámbito de la selección de información, preparación para su publicación, qué formatos utilizar, el uso de metadatos y como ponerla a disposición de la sociedad. Como suele ser habitual en las normas de desarrollo del ENI, la acompañaremos de una guía de aplicación que esperamos sea una de las claves en  su difusión y uso.
  • ¿En qué sector o sectores se considera que el RISP puede ofrecer claramente  beneficios económicos a corto plazo?
Siempre son arriesgados estos pronósticos, que además dependen de dónde busquemos los beneficios a lo largo de la cadena de valor del negocio. En el caso de las Administraciones, esos beneficios ya se están produciendo. Por ejemplo, existen múltiples aplicaciones basadas en los datos de la Dirección General de Tráfico sin que ésta haya hecho gasto alguno para desarrollarlas, lo cual está creando un valor público continuo que es la finalidad para la que dicha información se genera. 

No obstante, si hay un área dónde la reutilización de la información pública va a crear un beneficio para todo el ecosistema de actores es el ámbito local. Los datos generados por las autoridades locales, que se multiplicarán en su disponibilidad con la extensión de las plataformas Smart City, son la clave para que nuestras ciudades sean más habitables y eficientes, y que consecuentemente todos ganemos en calidad de vida. El carácter poliédrico del concepto calidad de vida, abre en si mismo un amplio abanico de oportunidades al generarse potencialmente una demanda infinita de posibles servicios.

  • ¿Qué tipo de actuaciones RISP pueden plantearse en un marco de una colaboración público privado?
La colaboración público privada en el área de la aplicación de las TIC en la vida administrativa es, en gran medida, un terreno por desbrozar. En la reutilización de la información del sector público no se da una excepción, aunque ciertamente es un terreno donde quizás existe un potencial más claro que en otros ámbitos. Es obvio que solo puede explotarse todo el potencial de la información del sector público si existe una sincronía de intereses con los infomediarios, que son mayoritariamente sector privado.  Es por ello que en la Agenda Digital para España se ha incluido como una de las actividades el lanzamiento de un Foro de Colaboración Público Privada para impulsar la Reutilización de la Información del Sector Público. En dicho foro trataremos de crear un punto de encuentro entre oferta y demanda de información del sector público, en que estén presentes y activos las tres partes de la ecuación de la reutilización: Infomediarios, empresas tecnológicas y Administración. Entre todos trataremos de encontrar las fórmulas apropiadas para hacer crecer el sector en al menos un 20% antes del 2015. Entre las posibilidades a desarrollar están generar modelos de aplicación de la contratacion CPP en el ámbito RISP, convenios tripartitos sectoriales, potenciar la presencia en consorcios de proyectos internacionales opendata de empresas y Administración, concursos de aplicaciones sectoriales, ...
  •  En el marco de una colaboración público privada en el ámbito RISP ¿Qué beneficios puede obtiene el sector público que dispone de los datos? ¿Y el sector privado que  ofrece los datos?
Los beneficios de cada parte dependen de cada una de las áreas de colaboración concretas. Pero en general, la ganancia la tendremos por una mayor disponibilidad de servicios basados en la información pública a un menor coste del sector público y la creación de una actividad económica que de otro modo no podría existir.

  •  ¿Qué tipo de iniciativas pueden ponerse en marcha para impulsar la innovación en el ámbito del RISP? Algunos ejemplos en el ámbito nacional.
Pues quiero insistir en la iniciativa del Foro que estamos tratando de arrancar desde datos.gob.es. Si conseguimos desplegarla, el potencial de innovación será reseñable, al poner juntos el potencial del sector público y privado para desarrollar las mejores ideas en la materia.

  • ¿Hasta qué punto el concepto de opendata puede extenderse al ámbito privado?
El concepto opendata puede y debe extenderse al sector privado. De un lado, en nuestras sociedades existe un importante núcleo de servicios tradicionalmente públicos que son explotados con éxito por el sector privado: Electricidad, agua, gas, telecomunicaciones, ... pero cuyo consumo podría ser realizado más eficiente por los ciudadanos si dispusieran de la información que generan con su uso. Ello puede parecer utópico cuando aún estamos iniciando la andadura opendata en sector público, pero empieza a ser una realidad con iniciativas como "Green Button" en USA o "Midata" en UK. De otro lado, nuestras organizaciones, y no sólo las del sector público, han de ser más transparentes. Conocer mejor las relaciones entre ellas ayudará a crear una sociedad menos expuesta a las turbulencias. Eso por ejemplo es lo que pretenden iniciativas del tercer sector como "OpenCorporates".

  • ¿Cuáles son los retos de futuro desde el punto de vista del sector infomediario?
Los retos de futuro no son solo para el sector infomediario, lo son para toda la sociedad y en particular para las Administraciones. Si no somos capaces de poner los datos de modo efectivo a disposición del sector infomediario, y datos que tengan un potencial económico, nuestro sector infomediario no se podrá desarrollar. Y ello sólo lo podremos hacer de un modo: Estando en continuo contacto y diálogo con ek sector infomediario y buscando las fórmulas para que esa información esté disponible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

palyginti kainas