domingo, 10 de febrero de 2013

La frontera de la lógica en la gestión #TIC de la #AGE

Hace unos días, el periódico Expansión publicó una de tantas filtraciones de los trabajos de la Comisión de la Reforma. En dicha noticia, se indicaba como el gobierno había mantenido diversos contactos con empresas, que le habrían transmitido según ese mismo diario que "hay mucho margen para reducir el gasto público racionalizando la estructura de la Administración".

En la versión digital del periódico faltaba una serie de recuadros presente en la versión papel. Dichos recuadros parecían ser alternativas que están en estudio en la Comisíón de la Reforma. En uno de los recuadros, bajo el título "Centralización de compras y recursos", se hacía referencia a la gestión de las Tecnologías de la Información:

La idea de la Comisión de Reforma de las Administraciones Públicas es aplicar los modelos de gestión del personal y de los recursos públicos que ya están funcionando con éxito en grupos empresariales dentro de la propia Administración.Empresas como Adif o Renfe funcionan como cualquier otra multinacional del sector privado en este sentido.No sólo se buscará la generalización de las centrales de compra (ya están funcionando con éxito en la compra de medicamentos con ahorros significativos) sino que también se centralizará la gestión de servicios generales como la informática. Por ejemplo, la gestión de sistemas de los ministerios no está aún unificada. De hecho,con un sistema informático centralizado se podría avanzar tanto el funcionamiento de la Justicia o la lucha contra el fraude fiscal, dos patas imprescindibles para construir la recuperación.

Es decir, parece traslucir una gestión de las TIC totalmente centralizada, donde se hacía convivir infraestructuras comunes y servicios verticales. Si bien en alguno de los ámbitos mencionados, es cierto que en el sector privado se tiende a una fuerte centralización, caso de los recursos humanos, sería discutible que esto sea así en el ámbito de las Tecnologías de la Información, dónde existe una cierta autonomía de segmentos organizativos (principalmente por territorios) aunque exista una centralización de las aplicaciones horizontales.

Independientemente de cómo este organizado en el sector privado, desde ASTIC estamos defendiendo una centralización de las infraestructuras y servicios comunes, pero manteniendo una descentralización de las aplicaciones sectoriales. Ciertamente, creemos se necesita reforzar una figura central, CIO,  con responsabilidad sobre estrategias y recursos comunes (incluidos presupuestos), pero como declaré en Computing, la figura del CIO no es incompatible con las actuales Subdirecciones Generales TIC de organismos y Ministerios. O lo que es lo mismo, necesitamos que existan CIOs sectoriales que doten a ministerios y organismos de agilidad en desarrollo de las aplicaciones específicas que necesitan.

La opinión de ASTIC no es un capricho o una propuesta fruto del corporativismo que busca mantener una serie de cargos directivos para los profesionales TIC. La propuesta de ASTIC es resultado de estudiar los modelos existentes en países que, por tamaño y/o organización política pueden ser casos similares al nuestro. Así, tanto en USA como en UK existen CIOs sectoriales, que actúan de modo coordinado con el CIO de la AAPP a través de un Consejo de CIOs. Y de igual modo que en estos países, creemos que la gestión de las infraestructuras y servicios horizontales no han de afectar sólo a las TIC. Debe acompañarse de la creación de una agencia o secretaría de Estado de recursos comunes, tipo la GSA (General Services Administration) de USA.

Consecuentemente, el mantenimiento de las Subdirecciones Generales TIC de los Ministerios y Organismos se convierte en la frontera de la lógica de la Gestión de las TIC en la Administración General del Estado. No existe Administración Pública central moderna donde no existan CIOs sectoriales de Ministerios y organismos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

palyginti kainas