martes, 25 de septiembre de 2012

#TIC y Administración Pública: Islas de #Innovacion en España

Es un lugar común la baja capacidad de innovación de nuestro país. De acuerdo con el cuadro de mando de innovación de la Unión Europea, España figura entre el grupo de Estados miembros moderadamente innovadores, por debajo de la media de la Unión Europea y en el puesto 18.

La baja dedicación de recursos a la innovación se confirma atendiendo a otros indicadores. Así, por ejemplo, en el periodo 2007-2011, España no ha llegado a captar el 5% de los fondos dedicados por la Unión Europea al 7º Programa Marco (1,7 miles de millones de Euros de un total de 34,4 miles de millones de Euros). De igual modo, de acuerdo a los datos de Eurostat (2010), los recursos dedicados a la I+D en 2010 alcanzaron tan sólo el 1,39% de nuestro PIB, inferior a la media de dedicación de recursos de la Unión Europea estimado en un 2% del PIB.

Dentro de este entorno tan poco propicio a la innovación, la intersección de TIC y Sector Público aparecen como islas de innovación.

Contra la sabiduría popular, nuestro sector público es particularmente innovador en comparación con nuestro entorno. En el Innobarómetro de 2010, la Unión Europea resaltaba a España como el país que junto a Reino Unido y Holanda contaba con más instituciones públicas que introducían prácticas innovadoras (página 13). Innovación pública que se confirma con el dato de Eurostat de 2010 que situaba a España con una dedicación gubernamental a la innovación del 0,28%, por encima de la media de la Unión del 0,27%.

En el ámbito de las TIC, pueden apreciarse indicadores favorables atendiendo a la financiación recibida en el programa ICT-PSP CIP. De acuerdo a los datos del reporte de implementación de 2011, España ha captado en el el periodo 2007-2011 aproximadamente el 11,63% de los fondos del programa (49 millones de Euros de un total de 421 millones).

Más allá de los tópicos, en las TIC y el sector público se innova. Una innovación que debería seguir apoyándose en el difícil año presupuestario de 2013.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

#BigData : Retos y Oportunidades en #aapp

El Desayuno Astic de mañana jueves 20 de Septiembre de 2012 gira entorno a las oportunidades y retos que "Big Data" presenta para la Administraciones Públicas

Esta es la presentación y notas introductorias al tema que he preparado.






NOTAS ACOMPAÑANDO LA PRESENTACIÓN



Desde finales del siglo pasado, se ha producido una explosión de la información en formato digital. El volumen de información digital hace ya tiempo que supero a la información en formato papel y la capacidad de instalada de almacenamiento digital crece en un 50% anual, esperándose que alcance que supere el centenar de zettabytes en el año 2021.
Esta explosión de información ha llevado a los analistas a hablar del concepto Big Data.
Big Data es uno de los conceptos que mayor interés han despertado en los últimos meses. Basta para ello, en una aplicación de los conceptos Big Data, en consultar la evolución exponencial de las búsquedas del término en Google en el último año.
Big Data se caracteriza por ser información digital que surge a gran velocidad, en un alto volumen y de una variedad de fuentes de datos. Estas característcas se resumen en las 3 V´s del Big Data a las que algunos suman la cuarta V de Veracidad. 


En cualquier caso, Big Data es una figura de límite difuso con los tradicionales conceptos de data mining y bussines intelligence, pero que puede resumirse su diferencia atendiendo a los parámetros de las 3 Vs mencionados.
Los volumenes de información manejados pasan de Terabytes a Exabytes, se trata de información procesada en streaming y que no está previamente alamacenada, con formatos no siempre estructuradas y provenientes de diversas fuentes con relación difusa. No siempre es sólo información de todas éstas características , pero si cuando la información manejada reúne más de dos de ellas es necesario pensar en nuevas tecnologías y metodologías para hacerla frente.

 

Las Administraciones Públicas se considera un escenario perfecto para el desarrollo de los conceptos asociados al Big Data por la confluencia de tres condicionantes: Su alto gasto en almacenamiento que hace presumir un alto volumen de datos útiles para proyectos Big Data, un amplio espectro de “Dark Data” (información que se genera como subproducto del tratamiento de información y que es a su vez objeto de posible tratamiento) y la sinergia con el impulso a la reutilización de la información y el opendata.

 
Si bien comienzan a aparecer soluciones tecnológicas para el tratamiento de estos volúmenes de información, existen identificado un gran defícit: Los analistas de datos. De igual modos, es necesario incluir en la formación de las capacidades directivas del futuro la “alfabetización numérica”, que los directivos sean capaces de no ver con recelo la automatización de las decisiones basadas en datos.

 
Los proyectos Big Data levantan sin embargo nuevos interrogantes a responder antes de iniciarlos. En primer lugar identificar cuál es nuestro objetivo de conocimiento, paso previo para identificar qué fuentes de datos pueden darnos la respuesta. En segundo lugar, la disponibilidad de los medios, nuestra capacidad para tratar la información que nos dará la respuesta, si somos capaces de hacerlo con nuestras tecnologías tradicionales de Business Intelligence o hemos de ir a otras soluciones. En tercer lugar el cómo obtener las respuestas, que análisis hemos de realizar. Y finalmente, la responsabilidad del proyecto, en general de carácter transversal por la variedad de fuentes tratadas, y donde no valen los mecanismos de asignación de responsabilidades basados en la estructura silificada de la Administración Pública.

jueves, 13 de septiembre de 2012

#BYOD : Conceptos y realidades

Desde hace unos meses, los analistas han formalizado y presentan como tendencia en el entorno laboral el concepto "Bring your own device" (BYOD). Una definición del mismo facilitada por Gartner es 

BYOD es una estrategia alternativa permite a los empleados, socios comerciales y otros usuarios a utilizar un dispositivo cliente personalmente seleccionados y comprados para ejecutar aplicaciones y acceder a los datos empresariales

Coincido con la consultora que, de consolidarse, se perfila como la tendencia IT con más potencial para revolucionar el entorno físico y relacional en que trabajamos. Si bien en su origen la tendencia se ceñía a los dispositivos en movilidad (smartphones y tabletas), nada impide una extensión del concepto al PC con el que cada día desarrollamos nuestra labor. Ello desencadena una reforma completa del entorno de trabajo,  tanto en la Administración Pública como en empresas tradicionles.

No disponer de un dispositivo digital propio en el puesto de trabajo, en entornos laborales de gestión de conocimiento cada vez más alejados de lo físico, conlleva hacer desaparecer la necesidad de un puesto físico fijo ocupado por el dispositivo y desarrollar la jornada laboral. Consecuentemente, detrás de ello vendrá el impulso de conceptos como teletrabajo o co-working. Para los que trabajamos con el conocimiento, nuestro puesto laboral pasa a ser aquel en dónde estamos con nuestro dispositivo digital de trabajo.  

Al igual que el teletrabajo, la visión radical del BYOD hasta el PC, no puede ser aplicado a todos los trabajadores de una empresa, pero si aquellos cuya actividad está más desmaterializada o realizan una labor más itinerante. Sin embargo, la comoditizacion de los smartphone (en España la penetración de los smartphone está ya en un 50%, ver página 78 de informe 2012 de AMETIC y Accenture) que han pasado a ser punto central de la vida de ocio y profesional,  lleva a algunos a estimar en un 40% los empleados que aceptarían entrar en un plan BYOD en su entorno de trabajo.

¿Porqué las organizaciones querrían impulsar un plan BYOD? Obviamente, la respuesta es la productividad y la eficiencia. La base teórica para el impulso del BYOD son los ahorros para la empresa en aspectos como la gestión de dispositivos y contratos de comunicaciones y el impulso a la productividad derivada de una mayor satisfacción del empleado. Algún estudio estima los ahorros económicos entre 300$ y 1300$ por empleado, si bien otros estiman que llevan otros costes, como los derivados de la seguridad o soporte, que están siendo minusvalorados.

Las Administraciones Públicas de otras latitudes, no conozco casos en España, están comenzando a realizar experiencias que permitan identificar mitos y realidades del BYOD. Un documento especialmente interesante a este respecto es el Toolkit para soporte de programas BYOD editado por el Gobierno Federal USA. Además de relatar tres casos particulares de implementación de políticas BYOD en distintos sectores del gobierno  incluye un set completo de políticas de uso que tomar de ejemplo. Un set que es interesante complementar con las políticas cuyo borrador publicó el NIST hace unos meses.

Sólo el tiempo dirá, que hay mito y realidad en la tendencia BYOD. 



lunes, 10 de septiembre de 2012

El papel de las TIC en el Sector Público - Artículo para "El Economista"


En el presente año se cumplen 20 del acceso a la Administración de la primera promoción del Cuerpo Superior de Sistemas y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la Administración General del Estado. Desde entonces, este conjunto de funcionarios, en estrecha colaboración con los de otros cuerpos, ha conseguido que las tecnologías de la información constituyan el auténtico tejido nervioso de la Administración. En la actualidad, más del 50% de los trámites de los ciudadanos con la Administración se desarrollan a través de medios electrónicos, porcentaje que en el caso de las empresas llega a superar el 80%. Con un presupuesto total inferior al 4% del presupuesto de la Administración, sus unidades informáticas y sus profesionales son fuente de eficiencia e innovación para Sociedad y la Administración.


El canal electrónico como medio de relación entre Sociedad y Administración ha supuesto para ambos mejoras cuantificables de eficiencia. La notificación electrónica obligatoria, implantada para ciertos colectivos de empresas por la Seguridad Social, Agencia Tributaria y Dirección General de Tráfico, supone un ahorro anual de 100 millones de Euros. Por otra parte, cada vez que un ciudadano o empresa elige el canal electrónico en lugar de las tradicionales ventanillas, les genera un ahorro de 75 Euros. Multiplicando esta cantidad por los millones de trámites anuales que realizan nuestras Administraciones, podemos estimar el enorme potencial de ahorro que para el país supone la Administración Electrónica.

Además, la Administración española ha sido particularmente eficiente en su inversión en tecnologías de la información. En este sentido, según un estudio realizado en el año 2009 por el Gobierno Británico, el gasto por habitante que realizan las Administraciones en nuestro país (165,4$) es inferior al realizado por las del Reino Unido (605$), USA (525$), Alemania (206$) o Francia (205$).

El grado de eficiencia alcanzado es susceptible de ser multiplicado mediante reformas que permitan explotar plenamente el capital humano de los profesionales de la Administración y los recursos económicos disponibles. Entre otras actuaciones posibles, es necesario profundizar en estrategias horizontales y comunes mediante la creación de la figura de un Responsable Informático para la Administración del Estado (Chief Information Officer –CIO-), con el perfil profesional adecuado y dotado de las competencias necesarias para la gestión integral del área. Ello facilitaría impulsar acciones transversales que podrían optimizar el presupuesto anual en tecnología entre un 10% a corto plazo y un 25% en el largo.

Cuando la sostenibilidad de los servicios públicos está en juego, la tecnología es la respuesta, y los profesionales de la Administración somos capaces de articularla.



lunes, 3 de septiembre de 2012

#Respuestas #TIC en #aapp para salir de la crisis (III): Digitalización incremental de trámites


Nota previa: Esta entrada pertenece a mi respuesta personal a la llamada de FEDECA a realizar propuestas de reformas y medidas con impacto económico en Sociedad y Administración



  
DIAGNOSTICO:

La Ley 11/2007 establece en su artículo 27.6 que “Reglamentariamente, las Administraciones Públicas podrán establecer la obligatoriedad de comunicarse con ellas utilizando sólo medios electrónicos, cuando los interesados se correspondan con personas jurídicas o colectivos de personas físicas que por razón de su capacidad económica o técnica, dedicación profesional u otros motivos acreditados tengan garantizado el acceso y disponibilidad de los medios tecnológicos precisos”. La precaución legislativa ante la posibilidad de establecer el canal electrónico como obligatorio tenía sentido en el entorno de desarrollo de la Ley, en el cual tan sólo el 90% de las empresas y 39% de los hogares disponían de conexión de banda ancha a Internet.

La progresiva incorporación en empresas y hogares españoles de los medios de acceso a la Sociedad de la Información, que actualmente disponen, respectivamente, en un 98% y 62% de conectividad a banda ancha, permite establecer objetivos para la plena digitalización de la relación entre Sociedad y Administración. Medidas similares están estableciéndose en nuestro entorno, como el programa del Reino Unido “Digital by Default” con el objetivo de hacer en 2015 los servicios de la Administración plenamente digitales.




DESCRIPCION:

Modificación de las disposiciones de la Ley 11/2007 para permitir la digitalización discrecional de los trámites y servicios a las Administraciones Públicas. La modificación incluiría plazos para que las Administraciones puedan ejercer dicha discrecionalidad, dentro del ámbito de las empresas el 31/12/2013 y para los servicios y trámites a ciudadanos el 31/12/2015. 

Las fechas indicadas anteriormente serían también los límites temporales para que Comunidades Autónomas y Entidades Locales tuvieran digitalizados sus servicios. En dicha digitalización, la Administración General del Estado apoyaría las otras Administraciones mediante facilitando el acceso a los servicios compartidos prestados por la Dirección General de Modernización Administrativa, Procedimientos e Impulso de la Administración Electrónica.


 

 

 

 

IMPACTO ECONOMICO:   

La digitalización incremental de las relaciones entre Sociedad y Administración conlleva beneficios económicos para ambos actores. De acuerdo con la “Guía de Análisis de Impacto Normativo”, el diferencial de coste de realizar un trámite presencial con la Administración para un ciudadano es de 75 € (93% de ahorro). Ello ha llevado a estimar los ahorros para la Sociedad de una tramitación completa por medios electrónicos de los 20 servicios más destacados de la Administración General del Estado en más de 3.500 millones de Euros anuales. De modo dual, la tramitación electrónica supone ahorros para la Administración. Aunque no existen estimaciones de este ahorro realizadas por la Administración Española, gobiernos de otros países estiman que produce ahorros entorno al 96% por transacción.

palyginti kainas